The Scout.org website uses "cookies", both internal and from third parties. Cookies are small text files placed on your end user device and help us to distinguish you from other users, to enhance your experience on scout.org. If you continue, we'll assume that you are happy to receive cookies on our website. You can change your browser's cookie settings at any time. To find out more about how we use cookies and how to manage your browser settings read our Cookies Policy.

Новости

Atrás de escenas: voluntariado en la cocina del jamboree

2. Авг 2011

Megan, es jovial y buena contadora de historias. Su ID del jamboree lee. Megan Lo Wing Shan de Hong Kong. Aunque trabaja en la cocina -en donde es voluntaria- puede ser fantástica, no tiene pánico. De regreso a casa en Hong Kong, Megan trabaja como una traductora de Chino e Inglés y es voluntaria como líder de una manada.

Todo el camino desde Hong Kong, con 31 años de edad vino a Suecia para unirse al EIS del jamboree y ser parte de uno de los más grandes trabajos en la historia del escultismo: la cocina del 22 Jamboree Scout Mundial.

En esta colmena de actividad, en el intento de servir a una multitud de aproximadamente 10, 000 personas (sólo el EIS come en la cocina del jamboree, mientras que 29, 000 participantes comen en sus subcampos), 2 platillos son servidos por segundo en 24 estanes en el comedor. El comedor del jamboree consiste en dos tiendas grandes con la capacidad acumulativa de 4, 000 sillas.

Para asegurar una operación sin costura, voluntarios, que incluyen profesionales y staff en general, trabajan casi las 24 horas. Hay dos turnos: uno de 5.30 a 15.30 y el otro de 17.30 hasta la media noche.

En algunas ocaciones, Megan confiesa que ha llorados una lágrima o dos. Aveces el trabajo es duro. Tienen que levantarse muy temprano en la mañana o trabajar hasta muy tarde. "Mientras sirves por momentos, es dificil saber que porción es la que hay que servir a cada persona. Unos quieren grandes porciones mientras que otros prefieren pequeñas", ella explica.

Todos lo mismo, para Megan esta es una única oportunidad. Ella se siente suertuda por ser parte del equipo de la cocina. Una vez que se unió, ella se benefició del entrenamiento del trabajo. Gracias a esta temporada ella ha aprendido más sobre ella y también acerca de como cuidar a los demás.

Photos: Nuno Perestrelo Chorão
Story: Euloge Ishimwe